Toxina Botulínica (Botox)

¿Para qué se usa la toxina?
La toxina utilizada en medicina y estética o comúnmente conocida con su nombre comercial, ocasiona una relajación parcial del músculo a tratar, con una duración de 3-6 meses aproximadamente. Es un procedimiento ambulatorio, se realiza mediante micro inyecciones con una aguja muy fina, por lo que es bastante tolerado por el paciente.

¿Cuánto dura el efecto?
El efecto tiene una duración de 3 a 6 meses y puede ser utilizado para tratar las arrugas del tercio superior del rostro: frente, entrecejo y patas de gallo, las bunny lines o arrugas que se forman a los lados de la nariz, como tratamiento para sonrisa gingival, arrugas peribucales o código de barras, líneas de marionetas, como coadyuvante en la hipertrofia maseterina (disminuyendo el bruxismo), en bandas platismales (cuello) y como tratamiento para hiperhidrosis axilar, palmar o plantar.
La toxina es uno de los pilares fundamentales en el rejuvenecimiento facial, aplicado en manos expertas y en la dosis justa y precisa para tu caso, lograrás un resultado natural sin perder la armonía de tu rostro.